Cómo hidratar la piel de manera natural - Solopiel Clínica Medicina Estética

Cómo hidratar la piel de manera natural

Sobre la Piel – Hidratación

Cómo hidratar la piel de manera natural

Si deseas tener una piel suave al tacto y con un semblante joven y fresco, es necesario hidratarla todos los días y dedicar un poco de tiempo a su cuidado. De lo contrario, corres el riesgo de que se reseque y aparezcan escamas además de arrugas y manchas prematuras.

Solopiel – Clínica Estética

Bebe 8 vasos de agua al día

>

Hidratar la piel por fuera no da resultado si previamente no la mantenemos bien hidratada desde el interior. Es por ello que lo más importante para lucir una piel radiante, hermosa y joven es beber abundante agua durante todo el día, concretamente un mínimo de 7 u 8 vasos diarios. Algo tan simple evitará que la piel pierda elasticidad y flexibilidad de forma prematura, logrando así prevenir el envejecimiento y la aparición de imperfecciones en el cuerpo como las antiestéticas estrías.

No dudes en completar la hidratación interna con una dieta que incluya nutrientes buenos para la dermis la vitamina C, los antioxidantes y el omega 3. Descubre en el siguiente artículo Cuáles son los mejores alimentos para la piel y empieza ya a consumirlos.

Infusiones buenas para la piel

Otra forma de hidratar la piel de manera natural y desde el interior es mediante el consumo de algunas infusiones como el té verde, la manzanilla, el romero o la lavanda o el té blanco. Todas ellas cuentas con propiedades excelentes para mantener la piel saludable, proporcionarle más vitalidad y humectarla desde las capas más profundas hasta las más superficiales.

Además de tomarlas a modo de infusión, muchas de ellas son perfectas para aplicarlas directamente sobre la piel y embellecerla.

Hidratar la piel con zumo de zanahoria

Además de ser un alimento muy saludable para el organismo, la zanahoria es increíble para lucir una piel más hidratada pero sobre todo para mantenerla joven por más tiempo. Posee un elevado contenido en betacaroteno y antioxidantes que ayudan a frenar la aparición de signos de envejecimiento y a proteger la dermis frente la acción agresiva de los rayos UV. Solo tienes que cortar una zanahoria, licuarla y con la ayuda de un algodón aplicar su jugo por las zonas que desees humectar.

Aceites naturales

No hay mejor fórmula para regenerar, hidratar y rejuvenecer la piel en profundidad que la aplicación de algunos aceites que nos brinda la naturaleza. Entre los más efectivos para el cuidado de la piel tanto del cuerpo como del rostro encontramos el aceite de oliva, el aceite de almendras, el aceite de argán, el aceite de jojoba, el aceite de rosa mosqueta y el aceite de sésamo.

Hidratar la piel con aloe vera

La planta de sábila o aloe vera contiene un gel en su interior que es una auténtica joya para la belleza, especialmente para hidratar la piel, regenerarla, limpiarla y combatir afecciones cutáneas como el acné, la psoriasis, los eccemas y las irritaciones. Puedes aplicar el gel de sábila por todas aquellas zonas del cuerpo que quiera nutrir o reparar, así como elaborar una mascarilla facial a base aloe vera y extenderla por el rostro para que luzca hermoso y lozano.

Hidratar la piel con miel yogurt

Las vitaminas y las enzimas naturales de la miel en combinación con el ácido láctico y las propiedades antibacterianas del yogur natural, te permiten obtener una de las mejores mascarillas hidratantes para la cara que existen. Es perfecta para todo tipo de pieles, incluso las que sufren de acné o exceso de grasa ya que reduce la producción de sebo y previene la formación de impurezas. Únicamente tienes que mezclar ambos productos naturales y extender la mascarilla sobre el rostro bien limpio, dejando actuar durante 10 o 15 minutos.